Yo no fabrico monstruos. No soy madre ni tengo hijos a los que enseñar a vivir en sociedad. Yo no fabrico acosadores, ni violadores, ni asesinos. Y, ¿vosotr@s?

La infancia, ese campo para arar y plantar semillas de crecimiento se convierte en abono con el que seguir haciendo germinar monstruos, manadas, escoria.

Para los que sois padres debéis saber que tenéis una carga sobre los hombros para con la sociedad de la que creo que no sois conscientes. Sois parte responsable de la educación de vuestras criaturas, almas inmaculadas, que con vuestro comportamiento, pensamiento, educación, acción u omisión convertiréis en adultos de los que huir o con los que sentirse protegidos.

Los responsables de nuestro destino, ¿están preparados? La paternidad y maternidad no es engendrar un ser humano y exponerlo al mundo, vosotros sois parte activa y responsable de la sociedad hacia la que nos encaminamos, como anteriormente fueron nuestros padres y abuelos y antepasados. Somos la sociedad para la que se nos educó. Y a la vista está que es una mierda de sociedad.

Ahora bien, ¿vais a seguir contribuyendo a que esta sociedad siga avanzado por el desfiladero o vais a crear personas a las que poder llamar seres humanos?

Si no criais hij@s mental y emocionalmente sanos estaréis manteniendo una sociedad injusta, carente de valores, falta de empatía y abocada a otra nueva generación perdida.

La educación social pasa por cada una de las puertas privadas que esconde cada hogar. Detrás de cada una de ellas se gestan los ciudadanos que con sus acciones acabaran convirtiéndose en los individuos que nos encontraremos en la calle

Vosotros, padres y madres, ¿sabéis la responsabilidad que tenéis?

Comparte ahora...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin